31 mayo, 2006

Hard Candy

¿Por qué Walt Disney no llevó a la pantalla el cuento de Caperucita Roja?.
Quizás lo pensara dos veces al descubrir que ese bonito cuento guardaba secretos escabrosos. Nació como una fábula extendida en el norte de la Francia Medieval para prevenir a las niñas de los peligros del bosque y del trato con desconocidos. Pero el tinte de leyenda que tiene provocó muchas versiones de la historia, siendo Charles Perrault el primero que la incluyó en un volumen de cuentos. Después, los hermanos Grimm versionaron el cuento de Perrault, quedando como la concebimos actualmente.



Caperucita Roja es un relato de terror. Hay varios pasajes que fueron "censurados", y no es para menos, se cuenta que el lobo manipulador invita a Caperucita a beber y comer carne y sangre de su abuela. En otro momento, cuando Caperucita sospecha de las intenciones del lobo, se supone que intenta irse con excusas bastante escatológicas (lo que todos hacemos en el servicio...).
Así que antes de que los hermanos Grimm firmaran un final feliz, la historia real de Caperucita acababa como el Rosario de la Aurora: el lobo mata a la abuela, Caperucita y el lobo se comen su cuerpo descuartizado, después Caperucita se va a aflojar el vientre, no sin antes meterse desnuda en la cama con el lobo pensando que era su abuela, y finalmente el lobo se zampa a la lolita del cuento. Coño, ¡el lobo era Hannibal Lecter!.

En fín, todo este rollo curioso para introducir mi reseña sobre "Hard Candy", la película del videoclipero David Slade que triunfó en el Festival de Sitges (mejor película, mejor guión y premio del público). El film da un juego intencionado con el cuento de Caperucita, tanto el cartel, como el punto de partida del argumento: la cándida protagonista y el embaucador "lobo" informático. ¿Acaso Caperucita Roja no es también un relato erótico?. Lobo seduce a niña, niña se deja seducir... ¿quién se comerá a quién?.
Sería interesante que Tim Burton o Guillermo del Toro llevaran al cine la historia real de Caperucita Roja, que la verdad salga a la luz y provoque un escándalo, como el código ese del que hablan cuatro gatos :P

Pues resulta que Hard Candy puede incluirse en ese género tan debilitado llamado "thriller psicológico" e inquietante, con dos actores sobre los que recae toda la responsabilidad de sostener la historia, una historia que a veces resulta surrealista, pero gracias a la excelente Ellen Page el resultado final fue para mi fue bastante satisfactorio. El ritmo no decae, te atrapa en la butaca y te entretiene que no es poco hoy en día, sobre todo si la trama se ubica casi en su totalidad en un mismo escenario, claustrofóbico. Tambien tiene la habilidad de posicionar al espectador de un lado a otro de la conciencia, sin poder definirnos claramente por una de las dos partes. Hasta aquí lo positivo.


Como aspectos negativos tenemos el-momento-spot-publicitario-de-coche, un MINI para ser más exactos, que me irritó considerablemente. También me sorprendió lo infinítamente tonto que es el protagonista en varios momentos (bueno, tan tonto no es, ahora me acuerdo de que infinítamente tonto es el psiquiatra de ese gran bodrio llamado Instinto básico 2), y la culpa la tiene un guión tramposo, porque Patrick Wilson está bastante bien, así que balones fuera. El discurso repetido hasta el cansancio, y malicioso, me sonó al sermón de las 5, otra vez culpa del guión. Y por último, ¿se supone que la película tenía una intención específica? ¿Tenía moralina como el cuento de Caperucita? Yo no la ví. Simplemente es una buena excusa para ver un interesante duelo interpretativo de caras desconocidas, con tensión, malos ratos y una buena bolsa de palomitas (una piruleta en mi caso).
¿Si la recomiendo?. Pues sí y no. A mi me gustó, a mi acompañante no. Así que juzgarla vosotros mismos.

->Lo mejor: interesante y efectiva propuesta.
->Lo peor: tiene bastantes lagunas de guión, ¿qué pinta Sandra Oh?.

Valoración final de la película: 7 sobre 10

----------------

Etiquetas: , ,

17 Comments:

Anonymous Marnie said...

A mí también me gustó bastante a pesar de que flojea en algunos aspectos, y coincido contigo en casi todo. Aunque yo sí que la recomendaría, ya que al menos no es la típica cinta de terror teen prefabricada en Hollywood. Pasas un buen rato, aunque al final sientas que falla en algunas cosas.

Por cierto, yo creo que el cuento de la Caperucita Roja es principalmente una advertencia de carácter sexual hacia las jóvenes, como la mayoría de cuentos infantiles nacieron con ese propósito de adoctrinar a las mujeres sobre los peligros que corrían o a modo de fábula sobre su entrada en la edad adulta.

Saludos!

31 mayo, 2006  
Blogger Dcine said...

Estoy prácticamente de acuerdo con tu reseña.
La vi la semana pasada y la verdad es que impacta, desde luego, (hay una secuencia por ejemplo, que todo el que la ha visto sabe cual es, que seguro que deja clavados en el asiento a todo los hombres...y a cualquier espectador con un mínimo de sensibilidad) aunque es verdad que tiene algunos fallos y trampas de guión que le restan enteros. Y es que es fundamental la implicación del espectador que debe aceptar el juego porque si no hay algunos pasajes que pueden resultar algo increíbles (las varias veces que uno de los protagonistas tiene oportunidad de salir de la situación en la que se encuentra y no lo hace, por ejemplo) aparte del giro final que justifica de forma algo simplista todo lo anteriormente visto y que resulta algo forzado.
Ahora eso si el director, con la ayuda de los dos actores protagonistas (que son prácticamente los únicos que aparecen en la película durante todo el metraje) y casi un solo escenario, se las arreglan perfectamente para mantener la tensión durante la hora y media que dura la cinta a base de encuadres muy cerrados, primeros planos y un montaje muy adecuado uno (desenfocando deliberadamente algunos planos, etc.), y unas interpretaciones muy correctas y creíbles los otros dos, consiguiendo un ¿cuento? de terror psicológico que no estoy seguro de si recomendar o no. En el fondo me quedó un regusto amargo y malsano que no me acaba de convencer.

Un saludo
Barry Collins, niño que se removió varias veces en la butaca durante la proyección...

31 mayo, 2006  
Anonymous ¿ysiestaveztequedaras? said...

Tenía pensado hablar de ella muy pronto! jejeje no sabes lo mal q lo pasé con la castración esa... q mal rollo...

en el sentido de mostrar una caperucita como más adulta y siniestra está la película de Neil Jordan... ¿en tiempo de lobos? creo q no es así pero algo parecido, en la q sale la de se ha escrito un crimen... q mal estoy hoy para los nombres

31 mayo, 2006  
Blogger Dcine said...

La película a la que te refieres es "En compañía de lobos" y es verdad que es una propuesta muy interesante (los efectos de maquillaje son impresionantes para la época en que se rodó la película). La vi hace siglos y no me acuerdo muy bien pero aunque, seria y adulta, ésta propuesta tiene un tono del todo fantástico. Ganó varios premios en su momento.

La dirección de la peli en imdb es:
http://www.imdb.com/title/tt0087075/

El cartel es lo suficientemente explícito de por donde van los tiros

Un saludo,
Barry Collins niño adicto al denostado fantástico de los 80.

31 mayo, 2006  
Anonymous Marnie said...

"En compañía de lobos" es muy interesante, sip.

31 mayo, 2006  
Blogger Noa said...

Marnie, Caperucita Roja, y en general los clásicos cuentos infantiles son fuente inagotable de teorías sociales, sexuales, feministas... Desde luego que sí es interesante. Hard Candy no tiene nada que envidiar a la historia real y gore de Caperucita, porque madre mia.

Barry, entiendo las descargas eléctricas en la butaca jejeje, yo sufrí bastante en esa secuencia. Pero si te fijas bien, el guión vuelve a meter una trampa (fíjate en la cara del tío) lo que le resta puntos de pavor a la escenita. No trago. Ah! ¿Y el cartel de missing casi al principio era necesario? Otra patata que resta puntos al conjunto. Sí, soy bastante quisquillosa con esta peli porque me da rabia que esta impactante película se quede a medias por pequeños detalles que le restan credibilidad y cordura a una historia bastante buena.

Ysi, no he visto esa peli y ahora me entran ganas de echarle un vistazo. Hay una francesa (En lo profundo del bosque) sobre un grupo de actores bastante mala, donde aparece también la figura de Caperucita y el Lobo (que si mal no recuerdo es el disfraz del asesino).

Gracias muchas a todos :P

31 mayo, 2006  
Blogger Apo said...

Buen artículo, aunque discrepo sobre lo que decís de guión "engañoso". A mi modo de ver hay películas con un argumento bastante más tramposo, como por ejemplo El Sexto Sentido.
A todo esto, coincido con la sección masculina: la escena que todos sabemos DUELE MUCHO, MUCHO, MUCHO...

Saludines a tod@s.

31 mayo, 2006  
Anonymous freddyvoorhees said...

Cierto que el guión tiene algunas deficiencias (reiteración más que nada), pero sigo pensando que el gran mal de la película es lo flipadísimo que está el Slade con los primeros planos y cuando vuelve la cámara medio loca. Lo de los primeros planos queda muy bien en varios momentos para aumentar el aire opresivo del relato... pero en otro... parece que sencillamente le molan mogollón y los usa para todo... Por cierto, ¿Si fuera una actriz que no conociera ni dios extrañaría? Porque para mí que lo de Sandra Oh extraña sólo por ser ella... que su personaje tampoco puede aportar mucho más!, en fin, sorry por meduio desahogarme a gusto... pero son ya varios comentarios leídos sobre la película y no suelen incidir en lo que tantísimo me molestó a mí...

01 junio, 2006  
Anonymous Darthz said...

Buenas noches querida compañera de blogs ;)

Primero me gustaría dedicarle una sonrisa por haber seguido paseándose por mi humilde bitacora, a pesar de que brillase más por su ausencia que por otra cosa, fue debido como ya sabe, creo, a que estaba en fase final de examenes y estudios, y quizá aún me quede otro pequeño tramo, así que no auguro que pueda escribir con mucha asiduidad, pero de momento ya he escrito algo. Y espero que siga así. Y yo seguiré leyendoos como siempre, en la buena medida que mi tiempo me disponga.

Pues bien, una vez pasado eso, he leído tu reseña sobre la película, a pesar de no haberla visto, y ciertamente me ha gustado más la parte de caperucita roja que la película en si, aunque todo vaya unido... quizá la película deja que desear como a ti te pareció, pero no puedo opinar aún, lo haré el día que la vea. Respecto al cuento de Caperucita... son tantas las versiones que han llegado... que al convertirlo en un cuento infantil han tenido que depurar muchos cosas y censurar tantas otras. En fins, me gustaría ver que hubiera sido de este cuento si hubiera caído en la mente de Edgar Allan Poe o de mi idolatrado H.P Lovecraft. Hohoho.

Un saludo, y un abrazo también. Estamos en contacto.

01 junio, 2006  
Blogger Octavio said...

Me ha picado usted en la curiosidad por ver Hard Candy, que hasta el momento me hacía sentir cierta indiferencia. Habrá que verla.

Por cierto, siempre he pensado que la clave de Caperucita está en que la abuela y la niña son la misma persona pero en mundos paralelos. Diferentes caminos conllevan diferentes realidades resultado de elecciones previas. Muy chusco el cuento...

01 junio, 2006  
Anonymous Alfie said...

Últimamente tengo un poco abandonadas las salas de cine, por asuntos como bodas, despedidas de solteros, etc, pero todo el mundo me ha recomendado esta película, dicen que es lo mejor, en fin, iremos a verla por la recomendación de Yohimbo, y la tuya, aunque creo que la tuya la pone un poco en su sitio, y me hace ir con reticencias. ya te contaré.

01 junio, 2006  
Blogger Lluna de foc said...

Me alegro que decidiste verla, me encantó tu crítica de la peli.

Besos

01 junio, 2006  
Blogger Noa said...

GRACIAS a todos por enriquecer este humilde blog. Me encanta leeros.

Un reparto generoso de besos.

01 junio, 2006  
Anonymous taniaaa said...

Como acompañante, no es que no me gustara...si me gusto, pero me esperaba más por la sipnosis que había leido, me esperaba más y menos surrealismo (que se salia por los cuatro lados de la pantalla), no sé, estuvo bien,si entretenida, coincido contigo en lo de la moralina, pero hubo algo que no me engancho y que hacía que a veces pidiera que acabara más, y eso otra...el final, no me decpcionó más porque no pudo...

02 junio, 2006  
Anonymous Cotu said...

La verdad! que me gustaria mucho ver a Tim Burton haciendo una pelicula de Caperucita seria un estilo perfecto de la historia.

Y lo del mini, no creo qeu sea tanto publicidad como estilo, visualmente, es un coche que queda muy bien.

21 junio, 2006  
Blogger Noa said...

A mi me gustaría ver a Tim Burton haciendo lo que sea :P
No, en serio. Sería una película impresionante en lo visual de eso estoy segura...buff me lo imagino y me emociono...

Bueno lo del MINI puede que sea una estupidez, pero a veces hay cosas chocantes que no te encajan demasiado y le restan enteros al conjunto.

Gracias por tu visita Cotu! ;)

21 junio, 2006  
Anonymous Anónimo said...

bsrrztrgp http://www.free-mass-traffic.net/free-mass-traffic/free-mass-traffic-review Free Mass Traffic

17 enero, 2011  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home