27 enero, 2007

Babel

La última incursión de Alejandro González Iñárritu en la "trilogía del dolor" y en el juego del espacio-tiempo es una película hecha para el Oscar. Así de rotundo. Y quizás esa ambiciosa vocación me dejó algo tibia. O puede ser debido a que tanta tragedia fragmentada e interrelacionada ya me huela a repetición, eso sí, con otros elementos y con una historia más global. Me alegro que sea la última, es necesario. Para Iñárritu y Guillermo Arriaga se cerró un ciclo y estoy deseando verle desenvolverse en algo completamente distinto, talento le sobra.

En "Babel", como ya es habitual, se nos muestran varias historias paralelas, y a medida que su metraje avanza se irán desvelando sus entresijos y su relación entre sí. Debido a un hecho clave vemos como las tramas de cada historia caminan hacia la tragedia, a modo de efecto mariposa. La familia marroquí es la encargada de tirar la primera pieza del circuito de fichas de dominó y poco a poco vemos como la serpiente se termina comiendo la cola.

En Marruecos tenemos a un acomodado matrimonio americano en crisis que intentan superar un hecho trágico en tierras extranjeras, en el propio Marruecos conocemos a dos hermanos de una familia muy humilde que intentan mantener un secreto terrible sin éxito, en EEUU nos presentan a una niñera mexicana a cargo de unos niños americanos, y en Japón a una joven sordomuda con extraños comportamientos sociales. Todos cometen errores y todos pagarán las consecuencias.

En la promoción de "Babel" nos ponían en antecedentes que la incomunicación era el argumento central. Incomunicación vista como el choque cultural, el lenguaje, las mentiras, los silencios y los agujeros en cuestión de responsabilidad entre los gobiernos y entre las personas.
La cinta es técnica y artísticamente impecable, así como su narración, menos complicada que "Amores perros" y "21 Gramos" pero más concisa y efectiva (algunos la tacharán de efecticista). Sin embargo, en este caso la relación entre las historias me parecen menos logradas y alguna incluso metida con calzador para que el puzzle funcione, es el caso de la historia ubicada en Tokio, que no deja de ser interesante, tiene sentido, pero se me antoja aislada del resto.


Lo más brillante del cine de Iñárritu es el reparto, y en este caso no iba a ser menos, yo destacaría a Rinko Kikuchi y a Adriana Barraza y en un segundo término a Cate Blanchett y Brad Pitt, aunque todos los protagonistas de cada historia están sensacionales. Y una delicia es la partitura del siempre matizado Gustavo Santaolalla y los contrastes en la fotografía de Rodrigo Prieto, que ya nos enamoró el año pasado en "Brokeback Mountain" (omitiré "En terreno vedado").


Babel es una buenísima película, que suscita el debate, pone en jaque la política global y contagia tragedias desgarradoras al espectador, pero como ya apunté, no está exenta de un déjà vu molesto que le hace perder encanto a esta última parte de una sobresaliente trilogía.


Lo mejor--> El inspirado reparto, Santaolalla y la interesante paradoja del argumento.
Lo peor--> la situación que protagoniza Gael García Bernal me resultó bastante forzada y poco creíble.

Valoración: 8,5 sobre 10

Etiquetas:

8 Comments:

Blogger Barry said...

Hace tiempo que pude verla (tuve la suerte de verla en versión original en San Sebastián) y la verdad es que me gustó bastante, de hecho creo que es lo mejor que ha filmado Iñarritu (con el que mi colega el reverendo se fotografío después de preguntarle y acceder muy amablemente el director) que hace una labor magistral.
Ahora, si he de sacarle algún pero, es verdad que la película puede resultar algo reiterativa y desde luego lo que menos me gustó fue el personaje de Gael. No entiendo su comportamiento y porqué actúa así, además ¿porqué hacía falta que interpretará un papel así un actor tan famoso que además aparece como reclamo en el cartel cuando luego su participación es prácticamente mínima?
Aún así un pequeño borrón que no empaña para nada una más que excelente película. Muy buena.

Un saludo,
Barry Collins

28 enero, 2007  
Blogger Lucifer said...

Recomiendo la película, lo que más me gustó, y de allí mi personalidad, es la aventura de la chica japonesa en el frío ámbiente de una sociedad que no permite el contácto emocional (y parte del físico) de sus ciudadanos. Algo que se hace más evidente dada sus incapacidades.

Lo que menos me gustó fue la forma de unir hilos entres las diferentes historias...


Un saludo

28 enero, 2007  
Blogger Alba y Alvaro said...

Pues como nos pasa siempre, todavía no la hemos visto, debido al famoso efecto niños, pero apunteremos la crítica para cuando la veamos. Como siempre muy completa, gracias.

Saludos.

28 enero, 2007  
Anonymous freddyvoorhees said...

Pfff, en este caso no coincidimos, a mi entre que me sobraron historias o al menos fragmentos significativos de algunas, que Iñarritu consigue que me importen poco los personajes y alhgun salto espacial en momentos inadecuados y otras cosas... como que no.... mira que me gustó Amores perros, pero la carrera de Iñarritu va para abajo... a ver si con la siguiente se recupera.

28 enero, 2007  
Blogger pilar said...

Yo la he visto este fin de semana y todavía ando impactada. Me ha gustado mucho.
Coincido contigo en lo mejor y peor de la película.
saludos

29 enero, 2007  
Blogger Noa said...

Freddy, no te creas que a mi me ha decepcionado un pelín. Considero que es una peli buena, hecha por y para triunfar. Me sigo quedando con "Amores perros" y "21 Gramos".

A los demás, GRACIAS por vuestros comentarios.

Un beso.

29 enero, 2007  
Anonymous pequeñoIbán! said...

Por lo que dices si que veo que te ha decepcionado un poco. A mi para nada. Quizá sea la menos impactante (a priori) de la trilogía, pero creo que es la más conseguida... y criticas que la historia de Gael esté forzada, pero todo en la peli lo está. Si aceptas el juego creo que en verdad lo mejor es no planteársela así porque entonces si que perdería puntos

¿no crees?

29 enero, 2007  
Blogger Noa said...

No creo :P
Bueno, entiendo lo que dices, pero para nada me parece la más conseguida. Me parece la más ambiciosa y la que toca el tema más interesante de las 3. Pero a veces se le escapan saltos inconexos, y algunas historias no me parece que estén bien rematadas. La de Gael por ejemplo no es que sólo sea forzada es que no me la creo y me aleja un pelín de sentir empatía por los protagonistas.

Aunque diga que no me acabó de convencer totalmente, sí que me ha gustado, y seguramente se lleve premios jugosos en los Oscar, aunque no me gustaría que ganara el importante :P

29 enero, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home